Alerta a los Permanentes
Cambios y Desafíos
del Derecho Laboral

Mario Garay Martínez

Abogado y Licenciado en Ciencias Jurídicas y Sociales Universidad de Chile.

Diplomados:

  • Reforma Procesal U. La República.
  • Recurso de Protección U. Diego Portales.
  • Juicio Oral Laboral U. SEK.
  • Derecho Laboral Profundizado Instituto de Estudios Judiciales (IEJ).

Organismos de juristas:

  • Miembro del Colegio de Abogados de Chile A.G.
  • Miembro de la Asociación de Abogados Laboralistas A.G.

Juicios Laborales

Lesiones o muerte ocurridas por responsabilidad del empleador a causa o con ocasión del trabajo, cuyos daños son indemnizables material y moralmente. Estos siniestros, que sufren trabajadoras y trabajadores, son indemnizables por el empleador responsable de su ocurrencia.

Llamado también mobbing. Consiste en toda conducta, hostigamiento y/o agresión desplegada por el empleador, reiteradamente, sin respetar la dignidad de la trabajadora o del trabajador, menoscabándolos, maltratándolos y humillándolos, en el plano moral o sexual, abusando de su poder en la relación laboral, y perjudicando a la dependienta o al dependiente en su vínculo de trabajo.

Si quien incurre en hechos laborales ilícitos o en incumplimientos graves contractuales es el empleador, entonces la trabajadora y el trabajador pueden desvincularse por sí y demandar las indemnizaciones legales correspondientes, entre otras, la sustitutiva del aviso previo, del mes por año y por daño moral cuando éste corresponda. La trabajadora y el trabajador demandan por autodespido justificado.

En la empresa el empleador debe respetar los derechos fundamentales de la trabajadora y del trabajador, tanto los que les pertenecen como dependienta y dependiente como los que le pertenecen en calidad de personas y de ciudadanas y ciudadanos, para lo cual cuentan con la protección judicial de estos derechos en su relación laboral, tales como los derechos constitucionales a la igualdad y no discriminación arbitraria, a la vida e integridad física y síquica, a la privacidad, la honra, la inviolabilidad de sus comunicaciones, y también de los derechos constitucionales a las libertades de conciencia, de trabajo y sindical. Para la defensa judicial de estos derechos existe la acción judicial de “tutela laboral” y ésta podrá ejercerse con contrato de trabajo vigente, con ocasión del despido y del autodespido o despido indirecto. La tutela laboral le corresponde a todas las trabajadoras y todos los trabajadores, de los sectores público y privado.

Si el empleador despide indebidamente por cualquier causa o sin invocar causa a la trabajadora y al trabajador, éstos tienen derecho a recurrir al Juzgado de Letras del Trabajo para demandar las indemnizaciones que otorga la ley por despido injustificado.

El empleador no debe hacer distinciones, exclusiones o preferencias basadas en motivos de raza, sexo, edad, sindicalización, religión, opinión política, nacionalidad, origen social, enfermedad, forma de vestir, imagen personal, estado de embarazo, etc., que tengan por objeto alterar la igualdad de oportunidades o el trato en el empleo y la ocupación. La infracción patronal a esta garantía constitucional y legal, de no discriminación arbitraria en la relación laboral, da derecho a la trabajadora y al trabajador vulnerados a accionar de tutela laboral, y, por este procedimiento especial, cobrar indemnizaciones legales y adicionales a las legales, incluidla compensación del daño moral. La trabajadora y el trabajador afectados de discriminación accionarán judicialmente por tutela laboral con relación laboral vigente o concluida, esto último, ya sea por despido o autodespido.

Patologías de origen laboral y causadas por incumplimiento del empleador a su deber de garantizar salud y seguridad laborales a la dependienta y al dependiente, en cuanto a proteger eficazmente sus vidas y sus integridades físicas y psíquicas. Estas dolencias, de origen laboral, son indemnizables material y moralmente por la empresa responsable de su génesis.

Rige las relaciones laborales de las profesionales y los profesionales de la educación, regula los derechos y obligaciones laborales de los empleadores con las docentes y los docentes, en los ámbitos del sector privado, particular pagado o particular subvencionado, y respecto de los sostenedores Municipalidad, Corporación Municipal y Servicio Local de Educación. En el silencio del Estatuto Docente rige supletoriamente el Código del Trabajo.

Los fueros laborales impiden exonerar a las trabajadoras y a los trabajadores, que están por ellos amparados, sin que medie previa autorización judicial. Destacan los fueros maternal y sindicales. La trabajadora y el trabajador cuyo fuero no se respete tienen derecho a demandar sus reintegros o las correspondientes indemnizaciones legales y, además, que se les compense el tiempo de fuero pendiente con las remuneraciones de este lapso.

Se trata de reparar los daños causados por el empleador en la relación laboral, a través de indemnizaciones patrimoniales y extrapatrimoniales legales, cuyos montos e incrementos fija el juez del trabajo. Como sucede en las causas por accidentes laborales, enfermedades profesionales, despidos injustificados, autodespidos justificados, deuda de imposiciones, vulneración de derechos fundamentales, entre otras.

Son derechos demandables judicialmente cuando se encuentren impagos o se paguen con atraso: remuneraciones, gratificaciones, feriados, horas extraordinarias, bonos, semana corrida, cotizaciones de seguridad social, es decir, todos beneficios laborales de origen legal o contractual.
class="col-12 col-md-6 contact__form">

Mario Garay Martínez

Fonos: +56226973600 | +56998720835

Mail: mariogaray.lex@gmail.com

Catedral 1233, oficina 501